Inteligencia-de-negocios-silcon-technology

La creciente demanda de inteligencia de negocios (BI) potenciada por inteligencia artificial (AI) en la manufactura

Inteligencia de negocios / Tendencias

La creciente demanda de inteligencia de negocios (BI) potenciada por inteligencia artificial (AI) en la manufactura

inteligencia de negocios

La adopción de tecnología ha sido durante mucho tiempo el mayor impulsor para hacer que la fabricación sea más rápida, barata y eficiente. Si bien las organizaciones han seguido duplicando rutinariamente las inversiones en tecnologías de próxima generación para impulsar el crecimiento y las ganancias, la pandemia global ha acelerado enormemente esta tendencia al resaltar las vulnerabilidades inherentes de la industria manufacturera cuando se enfrenta a una interrupción inesperada del trabajo humano.

La inteligencia de negocios impulsada por AI permite a los fabricantes predecir y reaccionar ante los problemas de la cadena de suministro, los desafíos de producción y el rendimiento del equipo antes de que surja un problema

Cuando tener empleados en el lugar, ya sea en fábricas o almacenes, se convirtió en un problema de seguridad, los fabricantes se vieron obligados a lidiar de la noche a la mañana con la realidad de administrar las operaciones de forma remota o arriesgarse a cerrar. Después de unos meses difíciles, muchos han ejecutado con éxito sus estrategias de regreso al trabajo, pero el camino hacia la recuperación destacó la enorme oportunidad que la gestión de datos y las herramientas de análisis avanzado ofrecen para su negocio a largo plazo.

Al extraer y analizar datos de sus plantas, los fabricantes tienen de inmediato una visión más clara de las operaciones y el rendimiento de los equipos, lo que genera una mayor eficiencia. Pero el siguiente paso es donde se ha identificado la oportunidad real: al introducir estos datos en el software de inteligencia artificial, su punto de vista cambia de reactivo a proactivo. La inteligencia empresarial impulsada por AI significa que los líderes de fabricación pueden predecir y reaccionar ante los problemas de la cadena de suministro, los desafíos de producción y el rendimiento del equipo antes de que surja un problema. De hecho, ABI Research espera que los fabricantes globales gasten casi $ 20 mil millones para 2026 en administración de datos, análisis y otras capacidades avanzadas, en comparación con aproximadamente $ 5 mil millones este año.

La pregunta no es si los fabricantes continuarán incrementando su enfoque en tecnologías de automatización e inteligencia empresarial; si no cómo. Las inversiones y los enfoques que adopten las empresas hoy definiaran su éxito en el futuro y las organizaciones inteligentes pensarán más allá de sus resultados finales y se centrarán en una implementación sostenible.

Por qué la inteligencia de negocios comienza con la comprensión de la experiencia en el negocio

Las empresas más exitosas no solo reaccionan a los problemas cuando ocurren; intentan predecir y mitigar problemas potenciales antes de que ocurran. Este conocimiento proviene de monitorear cada interacción que las personas tienen con un proceso o negocio para detectar oportunidades de mejora y enfocarse en entender el “por qué” más allá del “qué”.

Por un lado, la adopción de tecnología lenta puede hacer que los fabricantes se atrasen en la eficiencia de producción. Por otro lado, si la transición es demasiado rápida y su fuerza laboral no está preparada, la productividad tambien se verá impactada. A medida que las organizaciones hacen la transición a nuevos procesos de trabajo y tecnologías, el compromiso constante con los empleados se ha convertido en un requisito necesario para posibilitar la optimización.

Centrar los esfuerzos en tres áreas clave puede ayudar a los fabricantes a garantizar su preparación para el despliegue tecnológico y, en última instancia, impulsar la eficiencia a largo plazo, la productividad y una cultura de innovación.

  1. Inviertir en la formación de los empleados e identificar el conjunto de habilidades ideales. Los empleados necesitarán capacitación nueva y adicional para elevarlos más allá de sus roles actuales, pero este no será un proceso sencillo. Las organizaciones necesitan saber si su base de empleados actual está lista para este tipo de capacitación (o si tendrán que buscar en otra parte) y si las habilidades que consideran críticas están teniendo el impacto esperado en su negocio. De los 4.6 millones de puestos de trabajo de fabricación que se prevé estarán disponibles en la próxima década, se espera que 2.4 millones queden sin cubrir debido a la brecha de habilidades, según Deloitte y The Manufacturing Institute. Con el grupo de habilidades útiles que fueron traidas a la luz por la economía en tiempos de COVID, ahora es un gran momento para que los líderes de fabricación reconsideren de qué habilidades se beneficiarán sus organizaciones y exploren posibles nuevas contrataciones.
  2. Implementar puntos de control basado en la experiencia. El reentrenamiento de los empleados y la adopción de tecnología deben avanzar al mismo ritmo. Las métricas operativas tradicionales (KPI) indicarán si hay problemas durante la implementación de una nueva tecnolog;ia, pero solo implementados puntos de control basada en la experiencia con los procesos antiguos pueden revelar los verdades causales de esos problemas.
  3. Identificar el punto de inflexión en el que los humanos y la automatización encajan. Una organización debe tener confianza en la capacidad de su fuerza laboral para cumplir con nuevos roles antes de realizar la transición a una automatización más profunda. No se trata de que el capital digital reemplace al capital humano, sino de que la automatización hará que el trabajo y las contribuciones de las personas sean más significativos.

La eficiencia y las medidas de previsión que adopta una empresa determinarán en última instancia su éxito a largo plazo, pero existe una creciente evidencia, impulsada por la pandemia, de que la forma en que una empresa trata a sus empleados está teniendo un fuerte impacto en la toma de decisiones de los consumidores. El tiempo lo dirá, peroprobablemente las empresas que realicen inversión en tecnología asegurando tambien el éxito y desarrollo de sus empleados serán las empresas que prosperen en el futuro.

(Fuente: devprojournal.com)

Consulta nuestro soporte técnico aquí.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.